Día 23: Ellas y yo

By Sol Iametti - miércoles, mayo 23, 2018


Día 23.

Media mañana
Mismo sitio, distinto lugar.
La metáfora sucede más allá de mí misma, y abre. "Cruzaré este nuevo umbral / Sin fuel para regresar".


Media tarde
Compartir con ellas eso que late. Sara y los aromas a especias y espíritu itinerante. Yamila y el eco de su risa llenando los ángulos de las paredes.
Hago limpieza. Me dedico a echar en la bolsa lo que ya no es necesario. Como ritual despido a madre una vez más. Aproximo las bolsas a la puerta y sonrío cuando sus voces retozan hasta llegar a mí. La restauración de La Casa no sería lo mismo sin ellas. 

Anochecer
La Casa en silencio. Ellas descansan. Yo leo. Ginger mint tea y otras realidades. Mañana será una mañana nueva, parecida a las de antes pero jamás nunca la misma. Navego ese silencio azul real y me voy volviendo de a poco poco poquísimo una música fina: la mano amante que roza el cuerpo dormido del que sueña.



Esta entrada del diario pertenece al desafío "30 días de escritura" de Maitena Caimán.

  • Compartir:

You Might Also Like

0 diálogos