Agua Brava

| | 0 comentarios


Pensé en poesía
Vino tu nombre.

Aún no entiendo la influencia de la luna sobre el mar, pero sí puedo contarte que en este tiempo no he dejado de acariciar la cicatriz. He buscado formas de reconstruir este hogar que llevo dentro, de cuidarme, de aceptar mi reflejo en el espejo.  Estoy aprendiendo a quererme. Éste en un viaje que ha comenzado hace un año (y quizás no termine jamás). 

Mientras escucho La Bohemia en los labios de Buika, me ha sido imposible olvidar la poesía, que es tan solo otra forma de decir: tus manos, mi boca, el invierno y el verano plantando bandera en señal de rendición.

Pensé en nosotros
Vino la música

Como viene el vendaval; como los márgenes, la orilla, la rasa mareal; como el deseo o la fauna por debajo de la piel... Éstas son tan solo otras formas de nombrarte, de nombrarme, de volver a cruzar nuestros caminos. Cierro los ojos. Recuerdo tu nombre, de flamenco, de Malbec, de marejada. Poso mis manos sobre el pecho y siento una manada de latidos con ansias de liberación. Abro la boca. Pienso: así debe de sentirse la piel de la poesía.

Aún me es imposible predecir la tempestad; esta desgarradora, emocional, abrasiva tempestad azul del recuerdo. Pero he entendido que esta niebla de probabilidades es parte de la vida, al igual que la agonía, la pérdida, la pasión; como esos efímeros segundos de coraje, como el azar... como el magnífico, salvaje y emocionante riesgo del azar.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog

ENCUENTRA TU INSPIRACIÓN:

Facebook Twitter Google + Tumblr Instagram Youtube

SUSCRIBITE VÍA MAIL:

No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Walt Whitman
Licencia de Creative Commons
Todas mis palabras by Sol Iametti is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en www.todasmispalabras.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en soliametti.wordpress.com