12/12: Agradece el presente

| | 1 comentarios

Me he parado desnuda en frente del espejo.
Ésta será una comulgación no convencional
en la que sólo yo puedo ser causa y efecto.
Daré gracias por todo lo que me ha sido dado 
y lo que me ha sido prohibido;
abriré el pecho a la par de la boca 
y la vida se me disolverá en el paladar en ciclos de 365 días.
Derramaré todas las lágrimas que tengo, y cuando termine, algunas más.
Confesaré todos mis fantasmas,
y forjaré mi propia forma de rezar:
Gracias por los hospitales.
Gracias por el fuego.
Gracias por las cartas a través del continente.
Gracias por mis pies de cementerio y de Mar Mediterráneo.
Gracias por el grito necesario.
Gracias por las canciones al oído.
Gracias por la partitura que todavía no escribí.
Gracias por darme todo y arrebatármelo de un golpe.
Gracias por el vicio de apostar el alma entera.
Gracias por la muerte, y la paz de la muerte.
Gracias por no evitar la soledad.
Gracias por los hombres que me han dado la espalda.
Gracias por la combustión de las miradas.
Gracias por el tacto de verano en pleno invierno.
Gracias por el sexo.
Gracias por los besos.
Gracias por la escritura como orgasmo, 
como espasmo,
como el óxido y los huesos hechos trizas y cenizas 
de aquellos que ya no habitan más mi hogar.
Gracias por los abrazos rotos del pasado.
Gracias por enseñarme que es más sano perdonar.
Gracias por expulsarme de tu casa 
para hacerme abrir la boca.
Gracias por la luz.
Gracias por la danza.
Gracias por las sombras al final del corredor.
Gracias por los duelos nucleares.
Gracias por las radiaciones cardio-vasculares.
Gracias por la gracia del presente
y por hacerme ver de nuevo
que las lágrimas son tinta, 
que yo, lienzo...
y que llorar es sólo otra forma de escribir.
Hoy (me) miro al espejo y digo:
gracias por el fin que da a luz a otro comienzo.


Imagen: Pinterest

***

Este es el último capítulo de 12. 12 Mandamientos. 12 extracciones de sangre. 12 respiraciones boca a boca. 12 poemas, o no, 12 textos que buscarán su propia forma y la encontrarán en tus ojos:

8/12: Papá
9/12: Conmigo

1 comentarios:

  1. Dar las gracias a todo (incluso a lo que no supimos apreciar o a lo que hubiésemos preferido no pasar) es una de las maneras más sanas (más liberadoras) de vivir.

    (Voy a leer el texto 8/12 porque no quiero dejar la lectura de la serie inconclusa... pero me da temor)

    Yo también di gracias una vez en mi blog... pero quedó mucho menos poético que tu texto :) C'est la vie jaja http://unamacetaamarilla.blogspot.com.ar/2015/01/gracias.html

    ResponderEliminar

Buscar este blog

ENCUENTRA TU INSPIRACIÓN:

Facebook Twitter Google + Tumblr Instagram Youtube

SUSCRIBITE VÍA MAIL:

No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Walt Whitman
Licencia de Creative Commons
Todas mis palabras by Sol Iametti is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en www.todasmispalabras.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en soliametti.wordpress.com