365 DAYS OF WRITING: 5 días en París

By Sol Iametti - jueves, marzo 26, 2015


To pour: {verbo}
Verter. Diluviar. Llover a cántaros.

Conviví 5 días con París y fueron suficientes para que selláramos un pacto tan in-deleble como in-visible. Mis manos sobre los tallos de la torre, la arquitectura configurando instantáneas a futuro, mi boca besando la brisa con debilidad por las vocales: bonjour, merci, café au lait, pluie.

París es XY, le digo a R. París es noche y tardes de lluvia. Mapas no tradicionales. Feria de amor en los rincones. La sacristía del barullo eterno. París gris Garrel, Honoré y Sagnier. París, el Sena y yo: el triángulo amoroso.

Regalo providencial, dice Los Ojos al Cielo. París formula poemas de humo y seducción con sus callejones a la sombra; me mira a través de mi ventana Buenos-Aires-Viceversa y clama que regrese. 

Escribiré poemas en inglés y en francés austero, y los sembraré en cada puente; o no, transcribiré mi poemario y me despojaré de 79 secretos a la vez. Me regalaré un cielo de nostalgia. Los jardines coronarán mi estación preferida sobre un trono de vainilla y avellanas. Más tarde, los neones escaparán de las jaulas y me devorarán las pupilas; el jazz reemplazará el bourbon con aspiración intravenosa.

To pour:
París en verbo masculino. Llover una ciudad sobre la piel. Diluviar notas azules sobre lenguas al sur, o poemas de menta y Anaïs. Verter vértigo, hacia adentro. 

Volcar(me). Dejar(me) caer.

  • Compartir:

You Might Also Like

0 diálogos