365 DAYS OF WRITING: Anulemos la insulina

| | 0 comentarios
Esta noche, de todas las noches, me siento volver; me siento a esperar el impacto. Me duelen las muelas y devine a diabética, pero ya no me importa. Ya no me importa pensar demasiado, callar los tabúes, contar hasta tres. Ya no me importan las formas correctas, cuidar las palabras, las líneas perfectas. Ni siquiera me importa la importancia, y con eso ya es mucho decir.

Esta noche aparecen los puentes marcando los cruces. Será que los puentes me hablan de vos, y me duelen las muelas de tanta dulzura; dulzura que ardo empapar sobre todo lo que escribo, y eso también me habla un poco de vos.

Esta noche, la complejidad de los límites; los puntos de encuentro; los vértices de amor y de sexo, cruzando la estocada del invierno; las curvas del cuello; las diagonales de abrazo. Esta noche los surcos en puzzle; los caminos de huella que destilan verano; la dulzura que deviene a deseo. Será mi tendencia a desear demasiado, o que siempre me toca desear lo imposible.

Esta noche ni siquiera me importa lo imposible, pero me importa el deseo... y con eso ya es mucho decir.

La regla del imaginario táctil es que no hay reglas.
El Puente de los Inmortales

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog

ENCUENTRA TU INSPIRACIÓN:

Facebook Twitter Google + Tumblr Instagram Youtube

SUSCRIBITE VÍA MAIL:

No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Walt Whitman
Licencia de Creative Commons
Todas mis palabras by Sol Iametti is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en www.todasmispalabras.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en soliametti.wordpress.com