LOVE LESSONS: Estamos aquí, Ahora

| | 2 comentarios
 
La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes.
—John Lennon 

"Estar solo". Cuando pienso en este concepto no puedo evitar relacionarlo con una de mis películas preferidas, Siempre el mismo día (One Day), y la frase que Emma le dice a Dexter: "No me siento sola, vivo sola."

Para Spike Jonze, la soledad es una mina de oro. Se anima a actuar de traductor visual y convierte este concepto en  poesía pura a partir de tres aspectos: estar solos, sentirnos solos y estar solos aún estando acompañados.

Theodore.
El personaje de Joaquin Phoenix es uno de los más intensos que vi en los últimos años. A partir de una interpretación única, Phoenix ni siquiera tiene que esforzarse para que seamos partícipes de todo lo que siente.
La aflicción en su mirada se convierte en una ventana entreabierta a un pasado que desgastó su espalda, un bagaje que resulta demasiado pesado, pero que a su vez es tan etéreo que se escurre entre sus manos.
Desde el comienzo apreciamos que Theodore es un hombre de gran corazón, y también desde el comienzo vemos que impactó contra el muro implacable del desamor.


Aun así, con su perceptibilidad inmune y gracias a su capacidad de observación, nuestro protagonista sabe sortear obstáculos, y se vuelve nuestra brújula, enseñándonos a mirar más allá: en realidad, todos tenemos una historia para contar.
Theodore siente, lo siente todo, y como consecuencia nosotros lo sentimos con él.


En un plano contiguo, y a partir de una nueva relación emocional, Theodore vuelve a arribar al puerto de la felicidad. El reconocimiento en lo que él ve como su contraparte le permite sepultar su pasado para desenterrar su presente, remodelarlo, pulirlo. 


Pero no tardamos en darnos cuenta, junto a Theodore, que nuestra felicidad no es un cargo que podamos imputarle a otro. El amor no conoce de cortes ni testigos, porque el amor simplemente ES. 
Hasta que no desplegamos ese manto maravilloso de aprender a estar solos y nos arropamos con él; hasta que no aprendemos a convivir con nosotros mismos, a querernos, la felicidad permanecerá como un reflejo en un espejo ajeno. 


El amor es una manifestación que se da de adentro hacia afuera. Es sólo cuando logramos sentirnos cómodos con nosotros mismos, cuando empezamos a gustarnos, que el amor nos llena los pulmones... porque respirar amor es respirar miles de formas de vida a la vez.



BONUS TRACK:

2 comentarios:

  1. Vi Her hace dos semanas y lo primero que tengo para decir más allá de la excelente trama y guión, es que Phoenix esta irreconocible, cuando vi que en el reparto el figuraba no podía creerlo, me encanta como esta personificado :)
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Es una película que no tiene desperdicio!!

    ResponderEliminar

Buscar este blog

ENCUENTRA TU INSPIRACIÓN:

Facebook Twitter Google + Tumblr Instagram Youtube

SUSCRIBITE VÍA MAIL:

No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Walt Whitman
Licencia de Creative Commons
Todas mis palabras by Sol Iametti is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en www.todasmispalabras.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en soliametti.wordpress.com